Press "Enter" to skip to content

Nunca el dueño de sus propias cenizas

El poeta Latino Americano Juan Gelman falleció hace pocos días. El es poco conocido en la Republica de las Letras y los “salonnieres” oficiales del idioma Ingles a pesar de ser el ganador de varios premios internacionales, como el Premio Cervantes en el 2007 (el premio mas prestigioso de la lengua española), y de la aparición regular de su nombre en la lista de potenciales ganadores del Premio Nobel, así como su inmensa popularidad en Latino América. Popularidad comparable a la de Borges, Neruda, Nicanor Parra, García Márquez, Cortázar, Onetti, Paz, Galeano, y tantos mas.

Desde un inicio la poesía de Gelman se caracterizó por un profundo sentido lírico y una fluidez no-ortodoxa entre lo personal y lo socio-político. Después del asesinato de su hijo y su nuera a  manos del gobierno, su poesía se convirtió en una acusación directa contra la junta militar argentina y el resto de gobiernos militares que durante la “década perdida” de los 70’s a los 80’s gobernaron en América latina. Su voz fue una voz contra la “Guerra Sucia”, una voz contra el asesinato y “desaparición” de mas de 30.000 jóvenes argentinos, una voz en defensa de la izquierda, de la democracia, y de valores humanistas en el continente.

 

Los Engañados

la esperanza nos falla a menudo

el desconsuelo jamás

es por eso que algunos creen

que dolor conocido es mejor

que dolor desconocido

ellos creen que la esperanza es una ilusión

ellos están engañados por el desconsuelo

La vida cultural de América Latina seria difícil de comprender si se ignora el rol de las políticas de izquierda entre sus intelectuales. Concepciones políticas de izquierda tienen gran incidencia el la literatura latino-americana, en sus artes pictóricas, su cine, su arquitectura, sus teorías sobre la educación, etc. Puede que resulte novedoso para el lector norte-americano promedio el hecho de que la teoría política que conecta todas estas expresiones culturales sea el Marxismo. La presencia de los actuales gobiernos progresistas de Venezuela, Chile, Ecuador, Uruguay, Bolivia, Brasil, y la propia Argentina de Gelman, comprueba que los latino-americanos continúan explorando formas alternativas al capitalismo. A pesar de las variaciones regionales de Marxismo y de los numerosos certificados de defunción extendidos gratuitamente por las casas mortuorias del capital, el Marxismo continua ofreciendo herramientas validas para el análisis y transformación del sistema capitalista y las narrativas de la historia. Intelectuales latino-americanos, poetas incluidos, continúan estudiando Marxismo por que ofrece instrumentos para visualizar y activar cambios políticos.

“El universo escribe desde el profundo aliento del tiempo. Miserable y desafortunado es el ser humano que nunca llega a leer su escritura” – Juan Gelman

La poesía fue  para Gelman, lo que murales fueron para Siqueiros, Orozco y Rivera; lo que música para Violeta Parra y Víctor Jara; el cine para Gutiérrez Alea, una forma artística de criticar a un sistema que a través de la historia y en el presente continua a generar desigualdad, guerra, pobreza, y sufrimiento para la mayoría de habitantes del planeta. Gelman entendió la literatura no como algo directamente subordinado a la política,  y tampoco subordinó la política a la literatura. La profundidad de su trabajo, como el de tantos escritores y artistas latino-americanos, refleja una participación activa con la política como con el arte. Si de hecho existen numerosas excepciones en el mundo literario norte-americano (Marge Piercy, para mencionar una), políticas progresistas parecen estar mayoritariamente ausentes de su narrativa literaria, en la cual temas de identidad e introspecciones sin fin en busca del yo, tienen prioridad sobre el imaginar, inventar, o hacer un mundo mejor.

La poesía para Gelman fue un oficio que no le pertenecía:

Arte Poética

Entre tantos oficios ejerzo este que no es mío.

Como un amo implacable

me obliga a trabajar de día, de noche,

con dolor, con amor,

bajo la lluvia, en la catástrofe,

cuando se abren los brazos de la ternura, o del alma,

cuando la enfermedad hunde las manos.

A este oficio me obligan los dolores ajenos,

las lágrimas, los pañuelos saludadores,

las promesas en medio del otoño o del fuego,

los besos del encuentro, los besos del adiós,

todo me obliga a trabajar con las palabras, con la sangre.

Nunca fui el dueño de mis cenizas, mis versos,

rostros oscuros los escriben como tirar contra la muerte.

PS. Existen dos libros recientemente publicados en Ingles con poemas de Juan Gelman.

St. Martin, published by Open Letter 2012. Also, Between Words: Juan Gelman’s Public Dark Times Filled With Light. The Selected Work of Juan Gelman, translated by Hardie Letter, translated by Lisa Rose Bradford, published by Coimbra Editions, 2010.

Enrique Quintero fue un activista politico en America Latina durante los años 70. Luego trabajó como profesor de ESL y Adquisiciòn de Segunda Lengua en el Distrito Escolar de Anchorage y Profesor de Español en la Universidad de Alaska. Actualmente vive y escribe en Olympia.

 

Be First to Comment

Leave a Reply

Next:
The Latin American poet Juan Gelman died January 14. He…