Press "Enter" to skip to content

Encierro

Hay miedo.
Hay aislamiento.
Hay compras de pánico.
Hay enfermedad.
También hay muerte.
Pero,
Dicen que en Wuhan después de años de ruido
Puedes escuchar el canto de los pájaros.
Dicen que después de algunas semanas de sosiego
El cielo está despejado
Azul y claro.
Dicen que en las calles de Asís
La gente canta
A través de plazas desiertas,
Con las ventanas de par en par
Para que los que están solos
Puedan escuchar el trasiego familiar alrededor.
Dicen que un hotel en el oeste de Irlanda
Ofrece alimento a los confinados.
Hoy una joven que conozco
está ocupada en repartir volantes con su número telefónico|
En el barrio
Para que los mayores tengan con quién hablar.
Hoy iglesias, sinagogas, mezquitas y templos
Se preparan para recibir
Y abrigar a los vagabundos, a los enfermos, a los fatigados.
Alrededor del mundo la gente reduce la marcha y reflexiona
Alrededor del mundo la gente mira a sus vecinos con ojos prístinos
Alrededor del mundo la gente despierta a una nueva realidad
A lo grande que somos.
A lo poco que controlamos.
A lo esencial.
Al Amor.
Así rezamos y recordamos que
Hay miedo.
Pero no debe ser odio.
Hay aislamiento.
Pero no debe ser soledad.
Hay compras de pánico.
Pero no debe ser mezquindad.
Hay enfermedad.
Pero no debe ser depresión.
También hay muerte.
Pero siempre puede renacer el Amor.
Despierta a tus decisiones sobre cómo vivir ahora.
Hoy, respira.
Escucha, atrás del ruido fabricado de tu pánico
Los pájaros cantan de nuevo
El cielo esclarece,
La primavera se anuncia,
Y siempre estamos rodeados de Amor.
Abre las ventanas de tu alma
Aunque no puedas
Tocar a través de la plaza desierta,
Canta.

Fr. Richard Hendrick,, March 13, 2020

Translated by Julio Alejandro Rodriquez Manzo

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Mission News Theme by Compete Themes.
Next:
Yes there is fear. Yes there is isolation. Yes there…